[FACEBOOK]     

2010-06-24

Un laberinto de sensaciones en la Medina de Fez...


Simplemente cargar la mochila al hombro y el corazón se llena de emoción, alegrias y nuevas sensaciones.
Esta vez nos vamos hacia Fez, patrimonio de la Humanidad.

La foto lo resume todo, un laberinto de sensaciones nos absorbe nada más llegar a la ciudad, y más aún acercarse a la Medina.




Las primeras callejuelas adentrándonos en esta Medina del Siglo XII nos avisa: bullicio a toda hora. Tiendas de todo tipo y un laberinto de callejones todos muy parecidos. Da gusto perderse!





Más allá de las tiendas, nos detenemos constantemente para admirar el paso del tiempo en este lugar, que parece nunca haber querido firmar su presencia, puertas escultadas, paredes decoradas, todo nos lleva a siglos atrás.

Es una Medina, en donde podemos encontrar varias Mezquitas, y sobretodo vida, mucha vida diaria, donde la gente reside, va a comprar comida y vende sus negocios.
Sorprendente encontrarse con la cabeza de un camello dando validez a la carne expuesta!


Antes de llegar el mediodía nos hemos hartado de ver tiendas de recuerdos, tapetes y alfombras, objetos de cobre, teteras del país, jabones de Argan, oro y especies de todo tipo.



Un sinfín de sensaciones nos invade, quien podría resumirlas en un frasco de emociones? sabores y olores, sentimientos y lugares. ¿ Como hacer?



La decisión estaba tomada: Todo eso en un beso con sabor la Medina de Fez. Un beso de mi Gaby!
Eso si acompañado de un buen cuscús, sería pecado no probarlo en la más bonita de todas las Medinas de Marruecos!


Finalmente, como siempre, como en todos nuestros viajes, no podíamos irnos sin robar una sonrisa de niño, en este caso una niña muy bonita regalándonos unos segundos de bienvenida.



Poco más, y ya había sido mucho, el lugar se prestaba a sueños y remembranzas. Ya pronto nos vamos al desierto, vaya aperitivo!






video

No hay comentarios:

Publicar un comentario